Inicio » Cultura y Sociedad » Emergencia alimentaria: debate en Diputados mientras sigue el acampe en 9 de Julio

Emergencia alimentaria: debate en Diputados mientras sigue el acampe en 9 de Julio

La Cámara de Diputados sesionaba esta tarde para tratar el proyecto de emergencia alimentaria y tanto el oficialismo como la oposición dieron quórum para iniciar el debate, con 135 legisladores presentes.

El proyecto que prorroga hasta el 31 de diciembre de 2022 la emergencia alimentaria nacional -que ya rige por la Ley 27.345 hasta el 31 de diciembre este año- fue impulsado por los distintos bloques de la oposición.

En la bancada de Cambiemos no hay una postura uniforme frente a la iniciativa pero el Gobierno optó por dejar que el debate avance, aunque advirtió que seguirá de cerca la discusión del articulado porque no quiere «aprobar ninguna locura».

El proyecto propone un aumento del 50% de las partidas presupuestarias vigentes correspondientes a políticas públicas de alimentación y nutrición, al tiempo faculta al jefe de Gabinete a actualizarlas trimestralmente en base a la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC).

Los diputados del oficialismo y la oposición acordaron este mediodía llevar adelante un debate «lo más breve posible dada la sensibilidad del tema», afirmó el presidente de la Cámara, Emilio Monzó.

En este sentido, Monzó explicó que «se acordó que hablará un diputado por bloque» con cinco minutos cada uno y que se dejaron de lado los homenajes y planteos de cuestiones de privilegio.

Reclamo, acampe y vigilia

Integrantes de movimientos sociales continuaban hoy un acampe frente al Ministerio de Salud y Desarrollo Social, luego de haber pasado la primera noche de protesta.

A la par, otro grupo también se había apostado en las inmediaciones del Congreso a la espera del debate en Diputados en el marco de la sesión especial.

Tras la tarde del miércoles que incluyó momentos de alta tensión, con detenidos y heridos, los integrantes de las distintas organizaciones cumplieron las primeras 12 horas de la medida de fuerza que, en principio, se extenderá hasta la tarde del viernes.

La protesta comenzó pasadas las 10:00 del pasado miércoles, cuando los manifestantes comenzaron a concentrarse en distintos puntos de la Ciudad para desplazarse hasta la sede de la cartera que conduce Carolina Stanley, donde a las 15:00 se inició el acampe.

Pasadas las 16:00, un fuerte operativo de seguridad se desplegó en la zona y los efectivos de la Policía de la Ciudad desalojaron, entre forcejeos y gases lacrimógenos, a los militantes que estaban sobre los carriles del Metrobus.

Los enfrentamientos dejaron como salgo un detenido y varios heridos, y los movimientos sociales denunciaron «represión con gases y palos contra gente desarmada y sin caras tapadas».

«Vamos a hacer el acampe igual y plantearle a la ministra que abra la mesa de diálogo. ¿Dónde están los encapuchados? Han tirados gases y palos contra gente desarmada y sin caras tapadas», aseguró el dirigente del Polo Obrero Eduardo Belliboni en declaraciones a la prensa, y afirmó que «hubo 15 heridos».

Fuentes policiales consultadas por NA señalaron que se procedió al desalojo porque las organizaciones sociales incumplieron un «acuerdo previo» que permitía el acampe, pero sin corte del metrobus, algo que las agrupaciones negaron.

Según informó la Policía, fue detenido un hombre por «atentado y resistencia» a la autoridad, quien ya había sido arrestado por el mismo cargo durante una protesta contra la extradición de Facundo Jones Huala.

Luego de los incidentes, la situación se calmó, pero se mantuvo la tensión y los efectivos formaron un cordón para tapar el paso de los manifestantes a los carriles por donde circulan los colectivos.

Además, un grupo de manifestantes se desplazó hasta Plaza de Mayo y allí montaron otro acampe, que pasadas las 20:00 decidieron levantar.

Del acampe frente de Desarrollo Social, que incluyó ollas populares y carpas, participan Barrios de Pie, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa (CCC), el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) y el Polo Obrero.

Los manifestantes reclaman a las autoridades del Ministerio de Salud y Desarrollo Social un aumento de partidas alimentarias, actualización de los montos que se abonan a los beneficiarios de planes sociales y ampliación de esos programas, entre otros puntos.

Este martes había fracasado una reunión entre los movimientos sociales y el Gobierno, que derivó en la medida de fuerza.

Silvia Saravia, coordinadora nacional de Barrios de Pie, sostuvo que el encuentro fracasó «porque el Gobierno no ha hecho una propuesta que responda a ninguno de los tres puntos centrales que las organizaciones venimos reclamando desde hace meses: apertura de programas, aumento de las partidas de alimentos, aumento en el monto de los programas actuales».

Fuente: telefenoticias.com.ar

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*